miércoles, 11 de abril de 2018

Tengo que contar que en Madrid, mi adorada ciudad, llevamos, estimo, unos 59 asfixiantes días seguidos con lluvia. Sinceramente, no puedo más. 

¿Y si me planto? ¿Y si cojo lo imprescindible y emigro a lugares más soleados y calurosos? 

Antes, cuando la lluvia no lo empañaba todo, cuando desde la cama escuchaba cómo golpeaban las gotas el cristal de mi ventana, sonreía y me estiraba y disfrutaba de estar tumbada y a cubierto. Pero esta mañana cuando sonó el despertador y sentí el tintineo, resoplé y me quejé. 

OMG y eso que me regalaron un paraguas molón lleno de piñas y flamencos que en otros tiempos serían un accesorio genial. 





Me descubro diagnosticándome como una persona meteosensible y, aunque no lo creáis, es que las temperaturas y los cambios de tiempo nos afectan. Somos un 70% de agua y nos trastocan la luna, las mareas... 

Por eso, voy a intentar jugármela a mí misma y ya he empezado. Si "abril aguas mil", yo "ojos que no ven, corazón que no siente". También sé que soy muy pero que muy sensible a los sonidos, por lo que mi plan secreto consiste en dejarme llevar. Ya he hecho acopio de todos aquellos ritmos que me arrastran al calor que echo de menos, al sol que necesito y a las temperaturas que anhelo. 




Para no parar de balancearme, "Is this love" del gran Bob Marley. Sus acordes me hacen sonreír. Creo que hay un arcoíris en algún sitio, oh yeah.

Quiero recordar cómo me siento cuando el sol me acaricia, cuando sé que mi piel está agradecida por recibir Vitamina D (sin pasarme, I know). Hot2touch de Félix Jaehn, me ayudará. 

Para no perderme en los pasos que me marcan los charcos, tengo que seguir al instructor de zumba por excelencia: Marlon Alves que desde normalmente lugares luminosos me ayuda a olvidar, a generar oxitocina para seguir adelante. Lo último:  "1, 2, 3" de Sofía Reyes.

Ya me siento mucho mejor y el Iphone me dice que a partir del martes (quizá) haga sol. 

Venga, venga. 





miércoles, 4 de abril de 2018

La Semana Santa siempre tiene su componente acuático, o sea, que acabo con algo mojado seguro. Son días que me he acostumbrado a usar para explorar, descansar a mi manera y desconectar del reloj.

 Este año descubrí la Ruta del Aceite que llegado el momento, se mezcló con la Vía Verde Subbética. Recorrer unos 114 kilómetros en total a golpe de pedal entre olivos y vías de tren. Tan solo pendiente de que mi nueva bici ligera pero un poco más grande, y yo nos compenetráramos (ya sabéis que me robaron a mi compañera hace unos meses. Si no te acuerdas, puedes leerlo aquí).

Ha sido difícil acostumbrarse a otras medidas y a otros ritmos, pero al final creo que sí, que podremos con lo que nos propongamos juntas. 




Me han sorprendido las bonitas vistas que desde alturas insospechadas he alcanzado y sentir el fervor de quienes viven las procesiones. Tradiciones que a pesar de todo me parecen curiosas y que me gustan cuando se sienten tanto. Me quedo con la noche en Luque y el callejeo por Jaén. 




He resoplado, he respirado, me he empapado, he recibido la lluvia y el viento como algo natural. Creo que estoy despegándome del asfalto tan despacito como me es posible sin pensar que me estoy volviendo loca.

Quedan 77 días para el verano y sigo con mis botas chapoteando sobre charcos. Se acerca mi cumpleaños y según el calendario que consulté para saber todas esas jornadas (Calendanworld)  que quedan para que el sol sea el protagonista, el mundo acabará dentro de 15 años... 

Disfrutad de todas las estaciones : )

miércoles, 14 de marzo de 2018

El 9 de marzo disfruté del Madrid Photo Fest, el festival internacional de fotografía, donde viví la inmersión en el mundo de las imágenes teniendo al lado a los mejores profesionales del medio como Albert Watson o Eugenio Recuenco. Estar bajo el mismo techo fue emocionante. 

MPF loves Bikes


Como no podía ser de otro modo, si se habla de fotoperiodismo o conflictos intento estar y si quien aparece es Manu Brabo pues mejor. Los que ya me conocéis sabréis que es de mis fotoperiodistas de cabecera. De esos cuyas fotos me remueven y me alteran. Le descubrí cuando esto del fotoperiodismo siempre me había atraído. Contar lo que pasa más allá para que todos lo suframos y hagamos algo. Que imágenes crudas griten por los que no pueden hacerlo.
Además su discurso siempre reivindicativo, siempre dolido, me conquista. 



Manu Brabo on air


Es un tipo que me provoca cierta fascinación y ternura. Y ahora más, os confieso, que se define de corazón roto por la guerra. No solo por lo que ha visto sino también por lo que ha sentido. A pesar de su "bronca", le entiendo. Cuando no estás ciego, llevar bien que los demás no vean debe de ser complicado. 


Llegado el momento en la ponencia consiguió abstraerse de lo que es el conflicto y se fijó en su trabajo, que muestra una evolución clara. Antes buscaba solo acción (“matraca” en el front line) y ahora trata de encontrar otras cosas como aspectos psicológicos. Sin duda, llegar hasta aquí le ha costado cientos de disparos.



Yhabril nos cuenta que hay leyes en la fotografía y en la montaña. Estas últimas tendrán que guiarnos. 


Mientras el mundo sigue en el exterior, en las instalaciones de Madrid Photo Fest se respira aire de las montañas que nos trae Yhabril, un fotógrafo que nos desvela los entresijos de la fotografía de acción en montaña. Sobre todo me gusta su pasión, su lucha y su humildad. Sus fotos brutales, de las que tienes que mirar varias veces.  Por eso, nos enseña cómo mirar por líneas, saltos y salidas. Ole tú¡¡¡ 

Sandra Balsells, orgullosa fotoperiodista. 


Finalmente, con la lluvia esperándonos fuera, apareció otra fotoperiodista que siempre admiré: Sandra Balsells, que demostró tablas y que lo suyo es un oficio. Vivimos con ella su trayectoria y su futuro. Nos animó y despertó un montón de ideas a tener en cuenta para comenzar a moverse en el mundillo. La clave final es perseverar. Amén. 

Ya cuento los meses para acudir al próximo. Enhorabuena por el éxito de organización¡¡¡





domingo, 25 de febrero de 2018

El feedback en comunicación es fundamental. Las impresiones que provoca lo que comunicas en otros es muy bonito. Desde América me llega la confirmación de que alguien me lee y se emociona con lo que escribo. Unas veces más que otras me dice. Sobre todo lo hacía antes, puntualiza. Ya. Soy consciente. Llegaron las imágenes a mi vida y me quedé algo corta de palabrerío.

Los días que se suceden mágicos me traen un regalo especial con forma de letras inspiradoras que me   hacen latir. Me recuerdan a "antes" cuando (me) emocionaba. Os presento a @Defreds. Escribe cotidiano, dolorido, para comerse el mundo, sentido... El libro que tengo entre mis manos es Casi invisible de la editorial Frida, ahora Mueve tu lengua. Una editorial que me llega, que me encantaría ser parte de ella, sin dudarlo. Buscad vuestro título en su catálogo porque alguno seguro que os hará feliz.

Entonces remuevo mi melena que ha dejado de ser rubia para perderse en el traidor rubio chocolate (ya veremos si me quedo enchocolatada o no) y me pongo manos a la obra con otro proyecto para volver a emocionar(me).

Os invito a Eva y la posibilidad de una isla. (Pinchad sobre el link si os apetece) ¿Por qué se llama así? Piensas, lo sé. Pues porque a pesar de los días en que tocaría el timbre para bajarme del mundo, siempre pienso que llegaré a ese pedacito de sitio lunar, terrestre o marino en que sonrío y respiro tranquila y si cierro los ojos y escucho latir mi corazón (bum-bum... bum-bum). No es obligatorio asomarse, pero ante vosotros se abre la posibilidad de una isla. Pensadlo.


¡Ya en Tumblr!











miércoles, 21 de febrero de 2018

¿Qué puede salir de una velada con un fotógrafo de moda(Rafa Gallar), un retocador (Tony Yagüe), un estilista (Fran Marto) y una maquilladora (Piti Pastor)? Pues muchas experiencias y pasión por lo que hacen  en el MeetUp Workshop Experience Fotografía de moda. Fue estupendo pasar un rato escuchando anécdotas y que el trabajo exige más trabajo. También una llamada a la libertad creativa porque ahora se exige que se publicite un producto. 


MeetUp Fotografía de moda


La reflexión final de la mano del estilista Fran Marto que tajante reconoce que lo que al final se ve en una portada es la imagen de la modelo y el nombre del fotógrafo, si bien la labor bien hecha, su mano, su espíritu se recoge en el resultado. 

todo me recuerda a mi puesto exprés como estilista de fotógrafo durante 24 horas. La cosa no salió como esperaba pero me quedo con el subidón de preparar todo un conjunto de estilismos románticos con un puntito sexy. 

Imaginé todo lo que podrían dar de sí las prendas que yo iba a presentar al fotógrafo para esa sesión con una modelo súper exótica. Indagué sobre cómo conseguir que un vestido largo no se te arrugue al llevarlo en una maleta o cómo proteger de los tacones el resto de vestuario. Sin embargo, al final el shooting no requería tanta ropa y el empleo de última hora se esfumó. Hice una salida sin pena ni gloria y comprobé, ya en casa, que efectivamente, el papel cebolla es lo mejor para evitar que en un traslado los vestidos largos se arruguen.




Como el encargo por mis servicios había sido tan rápido no me dio tiempo a hacerme muchas ilusiones, pero el subidón y la creatividad durante una jornada existió. Esta charla me hizo recordar ese placer al intentar imprimir lo que imaginas en imágenes, formas,...

Apasionarse es eso, ¿no? Búscate una obsesión ; )




jueves, 8 de febrero de 2018

En estos días invernales, jornadas de pisar fuerte el asfalto para que los tacones no se resbalen, Madrid empieza a revolucionarse. Este febrero se presenta cargadito de citas, seguro que tanto o más apetecibles que las de San Valentín.

El jueves 8 arrancan de nuevo los MeetUps de Cultura Fotográfica. ¿No sabes qué son? Se trata de encuentros con personas destacadas del sector fotográfico que en formato mesa redonda dan su opinión e inspiran mucho. Yo acudí a la de fotografía gastronómica y tuvo su efecto. 

Manzanas de Blancanieves para la ocasión. Efecto MeetUp.


Por eso, cuando leí que regresaban y que lo harían con la fotografía de moda y la evolución del sector, aparecí entre las primeras futuras asistentes en la reserva. Tengo grandes expectativas, yes. 
El jueves, a las 19:30 en el Espacio Harley (Workshop Experience). Ya os os cuento.


Cuando he indicado que la capital está on fire, es que, el jueves siguiente, el día 15 acudiré a una charla sobre Anna Piaggi, un icono de la moda que escribió para Vogue y Vanity. Su sobrino será el ponente y espero que me infunda ánimos para seguir colaborando con el fashion system. Todo en el Centro de Artes Plásticas y Diseño KroomDos. Seguro que saber más sobre la mujer de la Olivetti Valentine roja me dará que pensar.

Cítricos & Vogue

Del 15 al 18, el fotógrafo Felipe Passolas presenta su libro Nómada (Chiado Editorial). Páginas con espectaculares fotografías y consejos para viajeros que no hay que perderse. Dos pasiones juntas que se pueden disfrutar en estos días. Imprescindible : ) Por cierto,  la cita el día 17 en la Librería Desnivel, de las más bonitas y especiales de la capi os aviso, puede ser un planazo entre experiencias viajeras y sus estanterías llenas de posibilidades.

Mi ejemplar de Nómada ya me acompaña



Nuestras calles también se agitan a través de las Ferias de arte. La primera de ellas, la que me tiene conquistada año tras año es FLECHA. Situada en el Centro Comercial Arturo Soria Plaza, mueve artistas de todo tipo que te acercarán al arte contemporáneo: fotografía, pintura, escultura... Merece la pena acercarse y disfrutarlo.

Después, ya cerrando casi el mes más corto, llegará ARCO, mucho más inaccesible, si me permitís : )


Como veis, ni el hielo, ni la nieve ni las bajas temperaturas te obligan a quedarte en casa.

Love & Peace




sábado, 3 de febrero de 2018

Dicen que cuando intentas aprender algo, todo en tu cuerpo se enfoca hacia ese objetivo. Frío, lluvia, viento, nervios, emoción, inquietud y mucha info para mi cuerpo y mis neuronas cargadas de sensaciones en unos horas. En mis inicios sobre los esquís, mis conclusiones (entre otras muchas, ya me conocéis) son variadas:

Uno. Hay otros mundos más allá del mío. Fuera del asfalto de la capital la vida transcurre a otro ritmo. Hay que ajustarse. Si nieva, ponte detrás del quitanieves y disfruta. Déjate llevar por quien entiende. Yo me pongo las botas a su criterio. Vaya, para unas prisas, ...- reímos.


Querido invierno...


Dos. En  la nieve todo se vuelve más difícil. Mi pasión por la fotografía se diluyó al tiempo que el mercurio de los termómetros. Si hacer fotos requiere su tiempo para que luego te guste observar el resultado, con las manos bajo gruesos guantes, con dedos que no me responden, me resulta imposible. Admiro todavía más a quienes presentan preciosas imágenes  invernales, de esas en las que te dan ganas de abrigarte después. 


Reflexiones "on air"




Tres. La vida sigue. Tras un día de clima desconcertante puede venir una jornada brillante y azul. Pertréchate de crema de sol para evitar la máscara del esquiador. Todos quieren deslizarse y disfrutar. Respirar montaña y alejarse del valle.  


La unión hace la fuerza


Cuatro. Que te ayuden y que te enseñen es estupendo, pero que te hagan reír es la bomba. Quienes me tuvieron que iniciar estuvieron conmigo al cien por cien, con respuesta para todo: Si te caes, te levantas. Si te duele, date calor. Tu estilo no es el mejor, pero el traje lo compensa ; ) Levanta la cabeza, sonríe. 

Todos mirando a la montaña. 


Cinco. El poder de las comidas calientes no es un invento materno. Son un regalo cuando el suelo fuera es muy resbaladizo. Las sopas, las cremas y la pasta reconstituyente son imprescindibles. 


Por eso, durante unos días me la juego e intento “dejar que todo fluya”. Me despido jurando (si no no me dejan partir) que "No soy de fin de semana. Lo quiero para toda la vida" : )


viernes, 19 de enero de 2018

Empezamos un año nuevo, un mes de enero que promete y puede o no cumplir. Los comienzos son emocionantes, ¿no?

Estrenar agenda


Curioseando en la Red me tropecé con The Dictionary of Obscure Sorrows, algo así como el Diccionario de los dolores oscuros,  una serie de vídeos de John Koenig, que engloban definiciones sobre emociones que no tenían nombre, que nadie denominaba de ningún modo. Claro, a mí, que ahora que me voy conociendo, sé que adoro poner nombre a todo o encasillar lo que siento, me agarré a la palabra Yú-Yi. 

Suena bien, ¿verdad? Esta palabra tan mona, no me lo niegues, describe "el deseo de ver las cosas con ojos frescos y sentir tan intensamente como se hacía antes de las expectativas, la memoria y las palabras".

Yú-yi, Yú-yi. Abre tu mente, me dije. Empecé dejándome acariciar por regalos del cosmos beauty que me trasladan a Sri Lanka a través de los cristales de la turmalina y el polvo de Konjac. También me rendí  a un producto de culto que me sorprendió y que me aporta la sal que necesito, ese toque ondulado del mar que me ayuda a flotar.

Chuches beauty


Así que me meto en estas fechas con ganas de Yú-yi a tope y para eso me embarco en nuevas búsquedas. Querid@s, me lanzo a la montaña, a los esquís, al cansancio que inunda... Como ves  lo de las expectativas se me escapa, pero el resto, el partir de cero y ver un mundo nuevo está.


No dejéis de buscar vuestra sensación y dadla un nombre. O no.

Love and peace.









domingo, 31 de diciembre de 2017

Como quedan horas del 2017, repasando días tachados me propongo agradecer todo lo bueno y también pedir al año que estrenamos.

Si fuiste de los que me acompañaron en los días impares como si no pero te paseas por mis letras, deseo para ti y para mí:

-Apasionarnos con mucho de lo que hacemos y soñar con lo que podremos hacer. 
-Disfrutar de los matices azucarados de ciertos días. 
-Poder hacer desaparecer nuestras huellas en la playa en algún momento. 
-Sentir la necesidad de escuchar una canción más de una vez. 
-Desatar en alguno de los 365 días venideros todos los sentidos.
-Que la lluvia no sea un problema sino una oportunidad para chapotear.
-Que el espejo nos sonría y le devolvamos el cumplido. 

Y finalmente, querer, querer mucho  y bien.

Feliz 2018




domingo, 17 de diciembre de 2017

El otro día estuve viendo las fotografías que forman parte de la exposición "Magnum: hojas de contacto"* que recoge las imágenes de hasta 65 fotoperiodistas de esta Agencia que anhelaba la independencia de las grandes empresas.

Podrían haberla titulado como Magnum: una imagen vale más que mil palabras. Mis ojos se pierden con  Robert Capa, Mccurry, Inge Morath, Stuart Franklin y Thomas Hoepker,  entre otros. Tantas cosas, tantísimas historias que cargan sus fotos y que muestran realidades brutales.





El fotoperiodismo deslumbra y ciega pero es muy necesario. Sigo la senda de estos fotógrafos y me tropiezo con el documental No me llames fotógrafo de guerra que reúne a varios de los mejores fotoperiodistas de España. Resulta emocionante saber cómo trabajan y cómo funciona el mundo editorial gráfico. Estar en un despacho y entender las razones que mueven a publicar unas imágenes y otras no. Qué esperar de un conflicto y por qué.

Lamentablemente quedan muchas injusticias que mostrar y demasiados corazones por descoser a base de tragedias en instantáneas. Me encomiendo a estos héroes para poner voz a quienes no pueden.

Mujeres en huelga de hambre contra la violencia de género

Protesta en Sol contra la violencia de género 2017



*La exposición Magnum: hojas de contacto estará en la Fundación Canal (Madrid) hasta el 5 de enero.


Con la tecnología de Blogger.

Sobre mí

Mi foto
Nací un 16 de mayo de hace más de 30 años en Madrid. He asistido al cambio de la tele en blanco y negro a la de color y a la muerte de "Chanquete". He jugado incansablemente con muñequitas rubias super fashion a las que yo misma confeccionaba modelitos imposibles pero también he disfrutado como nadie probando monopatines, bicis y demás aparatejos que "mis colegas del barrio" sacaban a pasear por temporadas. Cuando me llegó el momento estudié Derecho acabando en la asesoría laboral de una Editorial de Moda. Desde la sombra escribo una columna llamada "Marea alta" en la revista para la que trabajo. Mis amigos de toda la vida me acompañan y se unen a los nuevos que surgen al andar. Mi corazón se encuentra despistado (por ahora). En este espacio contaré mis vivencias, experiencias y sensaciones. Bienvenidos a mi mundo y a mi libro blog. Si te asomas por primera vez, lee empezando desde el post más antiguo. Relájate y disfruta.

MILTYADICT@S

PORTFOLIO FOTOGRÁFICO